El Palacio de Verano, una escapada imperial

monumento
El Palacio de Verano, una escapada imperial

Una visita real al palacio favorito de la emperatriz Cixí y el símbolo de la extravagancia de la dinastía Qing.

Visitar el Palacio de Verano ofrece la posibilidad de disfrutar de un relajante paseo por la China imperial, lejos de la agitación de la ciudad, a través de unos majestuosos jardines. No es difícil imaginarse a la emperatriz Cixí deambulando de jardín en jardín, y en su corte, urdiendo intrigas para mantenerse en el poder.
El palacio fue parcialmente saqueado y destruido en 1860, y los chinos nunca dejan pasar la oportunidad de recordar a los visitantes extranjeros las fechorías de los ejércitos francés e inglés. Lo fue también durante la rebelión de los bóxers, a principios del siglo XX.
No obstante, la emperatriz Cixí invirtió generosos fondos para la reconstrucción de este tesoro imperial. El palacio está formado por pabellones y galerías en la penumbra que se dibujan en torno al inmenso lago Kunming, en el que podrá montar en barca si la estación lo permite. Imprescindible ir a ver el famoso velero de mármol, símbolo de una dinastía que se creía eterna: la de los Qing. Con sus 36 metros de largo y su casco de losas, este la sobrevivió y perdura, inmutable y eterno, para alegría de los visitantes.

Palacio de Verano
19 Xin Jian Gong Men Lu
Haidian District
Pekín

Tel.: +86 (0)10 6288 1144

www.summerpalace-china.com/English/index.htm