El Templo de los Lamas, testigo de la influencia budista

monumento
El Templo de los Lamas, testigo de la influencia budista

Sucesivamente residencia real, templo budista y, por último, escala espiritual para el común de los mortales.

Si el color imperial recubre los tejados de los pabellones del Templo de Yonghe, más conocido con el nombre de Templo de los Lamas, es porque perteneció al emperador antes de que este último se lo cediera a los dignatarios del budismo tibetano, un vestigio de una época en la que el poder político no estaba tan alejado del religioso. En este lugar, muy visitado por los chinos, podrá observar a la población en una actitud de oración y meditación.

Podrá pasar de un patio a un pabellón por el espléndido paseo de ginkgos: encienda una corona de barritas de incienso y déjela a modo de ofrenda. Tras el paseo, descubrirá un primer buda de madera dorada que acoge a los fieles y, posteriormente, otro con cuatro caras, llegado de Tailandia.

Las calles de los alrededores le brindarán también la oportunidad de darse un paseo muy agradable: la de Yonghegong, con sus bares, sus tiendas y sus deliciosas tapas, como los baozi (panecillos rellenos), y la de Guozidian, llena de buenos establecimientos por descubrir.

Templo de los Lamas
12 Yonghegong Street
Dongcheng District
Pekín

Tel.: +86 (0)10 84191919

www.yonghegong.cn