Esto No Es Un Café: cuando el arte se sirve en la mesa

tradicional recomendaciÓn
Esto No Es Un Café: cuando el arte se sirve en la mesa
Nuestro favorito

Totalmente nueva y muy linda, esta cafetería tan adorable del casco antiguo combina encanto, arte, historia y auténticas exquisiteces.

En el callejón del Chorro y justo en la esquina de la plaza en la que se yergue la catedral de San Cristóbal, no le costará encontrar este pequeño restaurante, el único de la calle, junto a un taller de grabado en piedra.

La dueña, Mayrelis Peraza, rinde homenaje a Magritte con el nombre de su restaurante. Su pasión por el arte moderno se refleja en los pequeños detalles de la decoración y en la carta: pollo al estilo Pollock, guiso de Broodthaers con cordero… Tras estos nombres prestigiosos se esconden especialidades cubanas reinventadas virtuosamente, como la famosa ropa vieja, elaborada con carne de res, una de las mejores de la ciudad. De postre, decídase por el pastel de chocolate. Una auténtica delicia.

Después de comer, suba a la planta de arriba donde se exponen obras de artistas emergentes y déjese llevar por el ritmo de la salsa: en la terraza, donde podrá disfrutar de un mojito o un zumo de fruta recién hecho, suelen tocar músicos. Un lugar acogedor y alegre que no puede dejar de visitar.

Esto No Es Un Café
Callejón del Chorro, n.º 58A
Plaza de la Catedral
10100 La Habana

Tel.: +53 7 8625109

 

www.facebook.com/pages/category/Tapas-Bar---Restaurant/Esto-no-es-un-café-447804198698318/

 

Carta: alrededor de 19 CUC