La plaza Mayor: el Madrid de los Austrias

monumento
La plaza Mayor: el Madrid de los Austrias

La plaza Mayor, de estilo barroco y culminada en 1619, fue el escenario privilegiado de la rica historia de los Habsburgo en España;

La plaza Mayor, la principal de Madrid desde el siglo XVI, exhibe sus soportales y su color rojo, la estatua ecuestre de Felipe III y la Casa de la Panadería, fácilmente reconocible por los frescos que cubren su fachada.

Tres históricos arquitectos se relevaron para levantar este monumento tan impresionante. A finales del siglo XVI, el rey Felipe II encargó a Juan de Herrera, hidalgo del sobrio estilo herreriano —en honor a su nombre—, la creación de los planes de la plaza. Más tarde, la culminaría Juan Gómez de Mora, con una sensibilidad mucho más barroca. Finalmente, tras su destrucción parcial como consecuencia de un incendio, fue Juan de Villanueva, arquitecto neoclásico de un inmenso talento, quien le otorgó la fisionomía que muestra actualmente. Aquí fue donde prendieron las piras de la Inquisición, y donde se celebraron corridas, beatificaciones y coronaciones.

Ahora es una plaza tranquila con terrazas por todas partes donde podrá deleitarse imaginándose en tiempos de los espadachines…

Plaza Mayor
28012 Madrid