Los cinco rincones más insólitos de París

Publicado el 

Los cinco rincones más insólitos de París

Además de la torre Eiffel, el Arco del Triunfo o el Louvre, París se caracteriza por sus rincones secretos e insólitos. ¡Le damos a descubrir en primicia cinco de ellos!

Los cinco rincones más insólitos de París

Meditación en el jardín del Panteón Budista

Para viajar al país del sol naciente en pleno París, en el distrito 16º aterrizará en el jardín más zen de la ciudad. Recogido y poco conocido, se ubica en el Museo Guimet, el Museo Nacional de Arte Asiático desde el siglo XIX.
Bambús gigantes y estanques, un pequeño puente de madera que cruza un riachuelo, estatuas de Buda aquí y allá: ¡todo invita a una desconexión total, lejos del tumulto de la vida parisina! A la hora del té, podrá asistir a una ceremonia auténtica, un verdadero arte nipón. Este lugar rebosante de serenidad le llevará a descubrir la cultura japonesa a través de los cerca de 250 objetos expuestos en las galerías del Panteón Budista.

Jardin du panthéon bouddhique
19, avenue d'Iéna
75016 Paris
www.guimet.fr

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Los cinco rincones más insólitos de París

El bar más secreto de París

Un secreto celosamente guardado por sus incondicionales y por el dueño que, desde hace 20 años, aporta información con cuentagotas sobre su local. No se espere a hacerse una idea de este bar antes de ir, puesto que no encontrará gran cosa sobre él. Con su sencillo y modesto nombre, "Le Bar", el establecimiento ha conservado su encanto de antaño, discreto y sobrio, en todo caso en lo que respecta a la fachada exterior, porque el interior es muy diferente. Un ambiente misterioso y cargado de intimidad gracias a su iluminación tamizada, en el que pasará a formar parte de ese restringido club de Le Bar. En una decoración con toques ligeramente orientales, podrá sentarse en sus bancos de terciopelo y escoger un cóctel entre los numerosos que recoge la carta, desde los más clásicos a los más originales. Si lo desea, el dueño también puede prepararle un delicioso combinado en función de su estado de ánimo en cada momento.

Le Bar
27, rue de Condé
75006 Paris
Tel.: +33 (0)1 43 29 06 61

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Los cinco rincones más insólitos de París

Unas callejuelas insólitas, cargadas de encanto 

Comience su paseo por las calles menos conocidas de París en el distrito 12º, en el passage du Chantier, una calle comercial que en su día acogía a carpinteros y ebanistas. Todavía en la actualidad, podrá encontrar a artesanos de la madera y vendedores de muebles, que han conservado los rótulos de los antiguos comercios. Merece la pena recorrer esta calle cargada de nostalgia por sus exposiciones, dedicadas a la artesanía.
No muy lejos de allí, tome la rue Crémieux, una de las más bellas de París. Con su encanto bucólico, seduce por sus fachadas, con múltiples colores pastel, sus decoraciones murales, con diversas formas florales y sus trampantojos. Por último, la rue Mouffetard, en el distrito 5º, que se ha mantenido intacta desde hace más de 2000 años, acoge multitud de pequeños patios interiores, Esta, que fue una de las numerosas fuentes de inspiración de Víctor Hugo para su novela Los Miserables,esconde más de un misterio. Al empujar la puerta del número 52, descubrirá un pasaje secreto.

Passage du Chantier
75012 Paris

Rue Crémieux
75012 Paris

Rue Mouffetard
75005 Paris

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Los cinco rincones más insólitos de París

A la conquista de las líneas fantasma

Un pequeño recorrido bajo tierra para descubrir las estaciones de metro olvidadas: esta es la propuesta de ADEMAS, una asociación encargada de la preservación y la restauración del metro de París. Con regularidad, se organizan visitas guiadas a pie de medio día de duración, que le permitirán descubrir la historia del metro, así como sus rincones insólitos, tales como las vías de enlace o las estaciones fantasma... Estas últimas se cerraron durante la Segunda Guerra Mundial y jamás se han vuelto a poner en servicio, como en el caso de las estaciones de Arsenal, Porte des Lilas, Saint-Martin, Croix-Rouge o Champ-de-Mars. Otras se construyeron, pero nunca llegaron a tener acceso a la vía pública ni se conectaron a una línea de metro, como las estaciones de Molitor o Haxo. Para visitas más clásicas, la red de transporte público de París (RATP) organiza recorridos que permiten descubrir el puesto de mando centralizado de la línea 1 o bajar hasta 20 metros, en dirección a la tuneladora de la línea 12, etc.

ADEMAS (Association d'exploitation du matériel Sprague)
15, rue Erlanger
75016 Paris
ademas.assoc.free.fr

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Los cinco rincones más insólitos de París

La petite ceinture, el paraíso de los grafiteros 

La petite ceinture, una antigua línea férrea en torno a París, originaria del siglo XIX, antiguamente dedicada al transporte de viajeros y mercancías, es en la actualidad el lugar de encuentro de grafiteros y amantes del arte callejero. La vegetación ha ido reconquistando el espacio y las malas hierbas recubren ciertas partes de las vías de tren para ofrecer un oasis lejos del bullicio de las calles de la ciudad. Recorra las vías buscando los "taqueos" o los murales, que ocupan gran parte de los decrépitos muros circundantes. Al tramo del distrito 12º, con un sendero natural de 200 metros de largo y un huerto compartido se accede en el número 21 de la rue de Rottembourg. Desde 2013, la parte de La petite ceinture perteneciente al distrito 15º también está abierta al público, entre la place Balard y la rue Olivier de Serres. Esta tiene una longitud de 1,5 kilómetros y la entrada se ubica en el número 99 de la rue Olivier de Serres. El último trayecto accesible libremente se sitúa en el distrito 13º
A este se accede desde el número 60 de la rue Damesme y conecta el jardín Charles Trenet con el jardín Moulin de la Pointe

La-petite-ceinture