Piazza Navona: más que una plaza, un teatro

imprescindible - patrimonio
Piazza Navona: más que una plaza, un teatro

Remodelada a petición del papa Inocencio X, la mayor plaza de la ciudad es todo un logro barroco y el escenario de una obra en la que Roma es la protagonista.

La Piazza Navona tiene aires de teatro: entre fantasía barroca y tragedia —fue el escenario de la rivalidad entre sus dos principales artífices, Borromini y Bernini—, cuando no una función en la que cada visitante es a la vez actor y espectador. El escenario es un plano longitudinal heredado de la forma del antiguo Estadio de Domiciano. Su decorado, un armónico trío de fuentes dominadas por un obelisco romano. La más bonita de ellas, la Fuente de los Cuatro Ríos, simboliza los cuatro continentes (Europa, África, Asia y América).

Algunos verán en ella una ilustración de la bendición Urbi et orbi (a la ciudad de Roma y al mundo). Siéntese en la terraza del Tre Scalini para contemplar esta obra maestra de Bernini mientras degusta otra obra exquisita, de sabia composición, también barroca, el irresistible tartufo (trufa helada). En el suelo, brilla un mármol pulido por las idas y venidas de los curiosos. Las fachadas color ocre siena destellan al sol: no hay duda, está usted en Roma.

Piazza Navona
Piazza Navona
00186 Roma