Martinica, la cautivadora

En Martinica le esperan su cielo, su sol, su mar… y muchas otras cosas. Esta isla de postal alberga numerosos tesoros insospechados…

En la isla, los lugares más famosos, los más frecuentados por los turistas, se concentran principalmente en el sur. Pero no debería dejar de ir un poco más al norte para visitar la bahía de François. Allí se encuentran « los fondos blancos », como los llaman aquí. Con el agua hasta la cintura, nada más bajarse del barco, le sentará genial refrescarse con un cóctel típico recién hecho. Cuenta la leyenda que éste era « el baño de Josefina », llamado así en honor a Josefina de Beauharnais, natural de Martinica (cuyo apellido de soltera era Tascher de La Pagerie) y posterior emperatriz los franceses, aunque nunca se ha demostrado que llegara a bañarse en este lugar… Pero qué más da, a los isleños les encantan las historias bonitas.

Y no será la única que escuche durante sus paseos. A veces basta con hacer una parada en algún pueblo y charlar tranquilamente con cualquier vecino. Siga las sinuosas carreterillas que le llevarán hasta magníficos paisajes. Atraviese una exuberante selva tropical, admire los cultivos de caña cuyos penachos se mueven elegantemente al son de los alisios, visite una de las últimas mansiones que quedan en pie, herencia de siglos pasados…

Al recorrer las angostas calles de Fort-de-France, encontrará algunos monumentos antiguos de gran valor arquitectónico: la Biblioteca Schoelcher con su fachada de colores, la catedral de San Luis, el antiguo ayuntamiento… No se pierda el mercado cubierto y su colorido surtido de mangos, carambolas y manzanas canela. Los más aventureros podrán ascender al monte Pelée, que domina la ciudad de Saint-Pierre desde sus 1397 metros de altura. Aunque ahora el volcán está dormido, recordemos que su erupción, el 8 de mayo de 1902, destruyó la ciudad, hasta el punto de hacerla desaparecer del mapa de municipios. Actualmente está reconstruida y desprende vida.

En Martinica, la sonrisa de sus habitantes es omnipresente. No hay lugar para la nostalgia, aunque los escritos de Aimé Césaire, Eduard Glissant o Patrick Chamoiseau —sus literatos más famosos— suelen desprender cierta melancolía a causa de un pasado colonial que ha dejado huella. Le encantará leer alguno de estos pasajes a la sombra de un mango o en la terraza de su hotel, ron añejo en mano.

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
tradicional

The Yellow: una oda al amarillo

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
actividad insólita

Paseo por Saint-Pierre: recuerdos de la erupción volcánica

Diapositivas

Nuestro álbum de fotos de Martinica y su región

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
descubrir el entorno

Paseo por Fort-de-France: donde le lleven sus pasos

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
experiencia insólita deporte

Los pecios de Saint-Pierre: buceando en la historia

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
visita

Los mercados de Fort-de-France

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
restaurante de playa

Lili's Beach Bar: en plena playa

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
bienestar y deporte

Les Salines: una playa de postal

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
restaurante de playa

Le Kano: tumbonas con vistas al mar

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
recomendación alojamiento insólito

Le Domaine de Robinson

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
gastronomía

Le Campêche y Le Belem: propuestas gourmet

Haga clic aquí para añadir el artículo a su diario de viaje o para cancelar la seleccíon.
hotel con encanto chic

La Suite Villa: habitaciones con nombres golosos

¡Estos destinos
le tentarán seguramente!

Desde :